Hermandad Sacramental de los Dolores


Antigua, Real e Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento, Ánimas Benditas y Santo Lignum Crucis y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo del Amor, Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo y Nuestra Señora de los Dolores


Sede Canónica

Parroquia Santa María del Alcor


Hermano Mayor

Juan Guillermo Bonilla Jiménez


Hermanos

1150


Medios

Twitter: @HdadDoloresViso

Facebook: Real Hermandad Sacramental de Ntra. Sra. de los Dolores

Instagram: @hdaddoloresviso

YouTube: Hdad Sacramental Ntra Señora de los Dolores

http://dolorososviso.blogspot.com.es/


Historia

A principios de los años veinte surge una nueva Hermandad en El Viso del Alcor, la cual se reúne en torno a la veneración que le profesan un grupo de jóvenes a la venerada imagen de Nuestra Señora de los Dolores, a la cual se le rinde culto en la Iglesia Parroquial de Santa María del Alcor, en el Altar del Sagrario. Así, ésta Imagen pertenecía a la Real Hermandad Sacramental, lo cual anticipa ya la relación especial de convivencia que mantendrán ambas Corporaciones, además del culto al Santísimo Sacramento que rinden desde un principio. Sus fundadores son cinco jóvenes parroquianos de la localidad, que alentados por el entonces capataz del paso de la Virgen de los Dolores, don Ramón Guerrero Jiménez,se constituyen en Hermandad. Éstos son D. Manuel Guerrero Borreguero, D. Rafael de los Santos Falcón, D. Aurelio Jiménez León, D. Camilo León Guerrero, y D. Manuel León Cordones.


Santísimo Cristo del Amor

IMG_6588

Crucificado procedente de la capilla de la Santa Espina de San Martín, representa a Cristo muerto en la cruz, coronado de espinas y con un paño de pureza simple, obra anónima, atribuida a Juan Bautista Vázquez el Viejo, de finales del siglo XVI.


Nuestra Señora de los Dolores

IMG_7212

Imagen anónima del siglo XVIII, atribuida a la escuela de Francisco Salzillo, nos transmite amargura en su rostro y desasosiego interior. La imagen eleva su mirada perdida al infinito, buscando justificación a lo que le está sucediendo a Nuestro Señor Jesucristo.


Anuncios